Pinball

Entre con una escort Madrid a una sala de juegos o recreativos a jugar al pinball. La perspectiva que verá detrás de ella es fenomenal. Imagínese una puta Murcia con su falda cortita, marcando un impresionante culazo y piernas esculturalmente torneadas, y usted observándolo con todo lujo de detalle. El contoneo del culo moviéndose y ella pulsado los botones del pinball, le volverá loco de excitación y le nacerá de su interior una ganas maravillosas de follar.

Se alojarán en un hotel glamuroso de la ciudad donde no falte una cama a prueba de grandes botes para las folladas tan lindas que se pegarán. El lema, de algunas putas España, es el “entra y sale” elaborado con gran frenesí.

Devoran con gran entusiasmo una polla hasta dejársela seca tras una fantástica corrida. Les chifla juguetear con el cuerpo varonil, sobre todo la pollita y sus bolas, que las tratan como un juguetito que quieren permanecerlo en un placer interminable hasta el instante del clímax.

Cuando las yemas de los dedos agarren sus pelotas, éstas empezarán a moverse sutilmente, provocándole una enorme sensación de placer sexual. Llamamos a esta acción masaje testicular, y es uno de los servicios sobre sexo, más solicitados y de mayor satisfacción.

Esto solo desaparece con una ingeniosa masturbación mediante el clásico “mueve hacia arriba y baja” súper estimulante. Las circunstancias terminarán en una genial corrida fabulosamente orgásmica. Ellas se dejarán tocar sus tetonas gordas y pezones duros y erectos. También, sus manos varoniles cogerán con increíble deseo sus glúteos buenorros y carnosos.

Esta circunstancia tornará en una lujuriosa escenita calenturienta típica de las películas porno. Para entonces las acciones de sexo sucederán entre numerosos gemidos, orgasmos y corridas espectaculares. Las escorts Barcelona le hacen un llamamiento para animarle y participar en sus espectáculos de cama, incluyéndolo como protagonista masculino.