Hogar, dulce hogar

Que mejor que pasar un día con una escort en el calor de casa.  En ésta, dispondrá de todo lo que haga falta para disfrutar como nadie de una puta española. Si hace frío en la calle, en casa se calentarán con la calefacción o chimenea. Si hay excesiva calor fuera o en su vivienda, conectarán el aire acondicionado.

Una vez alcanzada la temperatura ideal las ganas de follar y chupar pollas o coños crecerán de forma importante. Un kamasutra en distintos lugares para tumbarse da mucho juego. Hablamos de camas, sofás, camillas o sillones. Sobre el francés natural o completo le digo lo mismo. Una majestuosa chupada de verga y huevos sentado, tumbado o de pie.

Un baño con agua caliente en pleno invierno será algo extraordinario para la relajación de nuestro cuerpo. Si la escort se mete junto a usted en la bañera y recibe una ducha erótica el placer se multiplica. En un armario tendrá guardado juguetitos eróticos que le proporcionará un estímulo sexual aún mayor y servirá de complemento ideal.

Otros juguetes suplementarios y llevados por la escort serán incorporados a los juegos sexuales. Practicarán situaciones de dominación, humillación, esclavitud sexual o sadomasoquistas. Las normas o pautas de estos juegos los marca usted. Así, podrá saber que las actividades sexuales son adecuadas a lo propuesto inicialmente.

Si se considera una persona súper morbosa pruebe acciones de sexo nunca antes realizadas. Por ejemplo, en una escalera, donde podrá buscar posturas orgásmicas del kamasutra. Que le mamen la polla en la cocina justo cuando coma su plato favorito. Que la escort prepare un delicioso almuerzo llevando por ropa solo un delantal. Estar por casa desnudos es un verdadero llamado para echar un polvo rápido y emocionante. ¡Es una gran ventaja, no hay prendas que quitar al cuerpo!