Esclavo sexual

Dentro de lo que es someterse a esclavitud sexual hay que hablar de diversas cuestiones. Nos referimos a humillaciones, vejaciones o insultos, siempre bajo pacto y nunca sobrepasando los límites establecidos.

Hay personas que le estimulan sexualmente las humillaciones verbales mientras practican sexo. Otras las agresiones en distintas partes de su cuerpo e incluso los genitales. Siempre hablamos de golpes con poca fuerza.

Si optamos por el sometimiento sexual es muy característico el strap-on o pegging. Con esta práctica sexual el protagonismo lo adquiere la mujer. Su cadera sujetará una correa unida a un consolador con el que realizará sexo anal.

Si la chica se convierte en un ama dominadora le ordenará que le haga un cunnilingus, beso negro, masaje o chupar cualquier parte de su cuerpo. Si cambiamos las tornas, usted podrá pedir un rico pajote, felación, beso negro o masajes testiculares, entre muchos otros servicios.

Haciéndose con el poder dominador, le chupará la polla cuantas veces quiera y al ritmo que más le plazca. Más suave, más rapidito o metiéndose la verga más adentro en una maravillosa garganta profunda. O bien, nada más y nada menos, que lamer con regocijo su capullo.

Tanto si quiere esclavizar o ser esclavizado, las chicas de Mansionx se abrirán a muchísimas posibilidades de dominación. Con chicas como las rusasvips se verán cumplidos sus sueños sexuales de dominación más deseados. Ellas como esclavas obedecen a peticiones como son las de colocarlas en posturas placenteras para follar.

¿Quiere que le realicen un sorprendente masaje testicular? Pues, usted marca la intensidad y las veces que las suaves manos de una escort masajean sus huevazos gordos. Su pija se activará potentemente porque estos masajes son irresistibles y de efecto inmediato. El papel que desempeñe en un rol de esclavo u opresor, siempre trae muchos matices morbosos.