El rol de la doctora y el paciente

Alguna vez le habrá venido la tentación morbosa de ser tocado/a por un doctor/a para hacerle una revisión o indagación para saber el mal que padece. Cuando los tocamientos rebasan lo esencialmente indispensable y provocan un deseo sexual empieza la emoción.

Nuestras escorts como si fueran doctoras con gran experiencia examinarán su polla y pelotas minuciosamente. Le realizarán un masaje testicular o ligam muy estimulante. Su despertar sexual será bestial. Le entrarán unas ganas de follar incontrolables. Cuando acabe todo lo agradecerá enormemente. Tras esto, se le quitará la ansiedad y estrés acumulado a causa de las largas horas de trabajo.

Una camilla para tumbarse bastará para buscar las mejores posiciones del kamasutra. Una buena felación, un estupendo cunnilingus o un beso negro serán los mejores adelantos para un auténtico “festín” sexual. El ritmo acompasado o frenético del folleteo provocará un gran placer. Esto se transformará en la nota predominante y el deseo de tener sexo seguirá constante.

La escort le recibirá en una habitación o sala a modo de consulta. Primero, con una mesa y unas sillas. Así, podrá dialogar sobre la posible enfermedad que pueda poseer cara a cara.  Para ir calentado el ambiente la escort mostrará provocadores escotes o vestirá con faldas muy cortitas y sin ropa interior.

Todo está en manos de estas preciosas escorts que analizará su cuerpo palmo a palmo. Para ello, lo desvestirán despojándole despacio de sus prendas de ropa hasta dejarlo en pelotas. Después, vendrán las pajas con orgasmos y las pajas cubanas o corbata francesa.

Siguiéndole un montón de tocamientos placenteros en su verga y bolas. Vivirá una experiencia única con el rol de doctora y paciente. Las chicas son muy sexis y calienta pollas. Siendo esto así, lo pasará genial y lo recordará para el resto de su vida.