El glande o prepucio

Es una parte del órgano sexual masculino muy sensible, y tocándolo o chupándolo se puede conseguir un gran placer. Para esta súper placentera zona del pene se inventó el ingenioso masaje glanderiano. Una escort empezará a deslizar suavemente las yemas sus dedos por la superficie del glande. Así, producirle un estimulo sexual único y apoteósico.

Vulgarmente también es llamado capullo. Es la punta de la corrida de un hombre. Cada vez que se toca el glande, la sensibilidad se vuelve auténtico placer en estado puro. Las escorts Madrid observan con gran entusiasmo toda la maravillosa forma de la polla. Siempre le ponen una especial fijación al prepucio. Lo chupan golosamente y dan lametones contundentes con la puntita de su lengua.

Las escort Sevilla veneran el glande con gran cariño y le prestan un mimo muy especial. Esto es así, porque saben que de ahí saldrá la corrida orgásmica. Alcanzada gracias a un buen francés natural, francés completo o paja cubana.

La gloriosa punta de la verga entrará con loco placer en un ardiente coño. Ambos, os estremeceréis en una excitación sexual sin igual. La polla y el chocho caliente son sinónimos de buenísimos polvazos y chupadas de pijas fenomenales.

Túmbese en un lugar cómodo que las escorts Valencia se encargarán de darle el mayor placer de su vida. A lo largo de su trayectoria sobre sexo han aprendido las mejores artimañas para estimular el glande de un chico.

Primeramente, la pija bien erguida y en pleno funcionamiento para entrar en un chochazo calentorro. Marque su propio ritmo frenético. Empiece empujando lentamente abriéndose al placer explosivo del principio.

Más adelante, el mete y saca enérgico llegará a su fin con el orgasmo mutuo. Pruebe con distintas posturas del kamasutra hasta dar con las más apropiadas. Esas en las que conectéis con mucha estimulación y finalmente os corráis.