Comida sobre el pene y los testículos

La comida sobre el pene y los testículos es una idea fabulosa. Las mamadas de pollas resultarán más divertidas y sabrosas. Los genitales se podrían cubrir o untar con algún delicioso alimento. Tales como mermelada, miel, paté, caramelo, mantequilla o nata montada. Es cuestión de elegir entre alimentos dulces o salados. Según las preferencias de las chicas escorts.

El sabor de un condón o el natural de una polla se pueden suplir con algún potente sabor alimenticio. Échele imaginación seguro que dará con el que más estimulación recibáis los dos. Una escort chupa pollas se encargará de darle las contundentes y frenéticas lamidas de verga. Conseguirá que le saboreen la polla con más intensidad gracias a la comida puesta en su superficie.

Lo puede llevar a cabo tumbado sobre una cama o en el suelo. Recordemos que la comida mancha y quizá el suelo sea la mejor opción. La comida dulce es la mejor para esto y en estado líquido. El merengue es muy dulce y se puede restregar fácilmente por la verga y pelotas de un hombre.

Cualquier comida que pueda ser una delicia para los paladares más exigentes, es buena para esta actividad sexual. Se trata de dar vidilla o morbo a cada asunto relacionado con el sexo. Que la lengua, labios y boca cobren un protagonismo mayor. De esta manera, obtendrá más estimulación en sus genitales.

El morbo de la espera hasta comerse todo el líquido, crema untada o comida sobre la pollastra es genial. La escort recorre, lentamente y con pausas tentadoras, cada palmo de la pija. Una vez tomado todo el alimento, a polla limpia comiéndosela toda. Es una sensación sexual única y a lo mejor impensable en su mente. En Eureka escorts vivirá experiencias distintas y exclusivas a cualquier otro lugar. Puede correrse o tener un orgasmo inédito en su vida.