Besos con buen sabor

Los sabores de los caramelos, piruletas, chupones y chicles aportan un sabor especial a nuestra boca. Un beso con un apreciable sabor a fresa, menta fresca o limón se agradece mucho. Se convierte en una gran ventaja para aumentar el deseo de besarse.

Los chupeteos de una escort en una piruleta o chupón son muy excitantes. Puede ser el preludio de una irrepetible mamada. Verás como mueve con mucha maestría su lengua y labios. De este modo, aprisionará dentro de su boca su buena polla. Esto llegará a convertirse en una asombrosa garganta profunda.

Transcurrido un tiempo, vienen los polvazos alternando penetraciones vaginales con las anales. A las escort Bibao le flipan tener un sabor a golosina impregnado en su boca. Así, se divierten besando, chupado vergas y pasando la lengua por las bolas gordas de un chico.

Un sabor a caramelo de cereza es muy sabroso y estimulante para lamer todo el tronco de un falo. A las escorts Barcelona les fascina que una verga sepa a piña colada o vainilla. A Las putas Benidorm prefieren el gusto intenso a manzana verde o naranja. A las de Málaga los de chocolate o café. Existen muchos en el mercado, es cuestión de ir probando unos y otros. Otras variedades son los efervescentes, de Cola, Mango o Frambuesa.

Las piruletas y chupones, que pueden tener los mismos gustos, hacen el mismo efecto. Además, se asemejan por su tamaño a la chupada de una rica polla. La bolita del chupón es como si fuera el glande o prepucio. Con la puntita de la lengua la chica va haciendo círculos muy seductores.

Esta mezcla de caramelos de sabores con los besos y el sexo es muy morbosa. Pueden probar y quizá consigan relaciones sexuales mucho más satisfactorias. Salga de la rutina o monotonía y descubra nuevas prácticas en el sexo.