Aromas sexuales

Hay aromas muy embriagadores que potencian significativamente la estimulación sexual. Tales como los procedentes del sándalo, jazmín, geranio, lavanda, rosas, ylang ylang, canela o vainilla. El de sándalo ayuda a incrementar de forma importante las ganas de sexo. Éste, hace subir considerablemente el nivel de testosterona. El jazmín tiene un aroma muy atrayente y sensual. El aceite de jazmín es muy apreciado para las ocasiones más íntimas entre parejas. Las escort Sevilla lo utilizan frecuentemente y obteniendo un reconocido éxito.

Con el aroma envolvente de las rosas crecerá el despertar de la libido. El ylang ylang proveniente de Filipinas y poseedor de un olor muy dulzón, estimulará agradablemente vuestro más profundo erotismo. El geranio equilibrará el sistema hormonal femenino y os facilitará una mejor autoestima y confianza. La lavanda y vainilla es un claro estimulador del deseo sexual. La canela genera un calor muy propicio para las relaciones carnales.

Estas plantas o flores impregnarán de forma natural el estimado buen olor. El ambiente aromático se inundará apreciablemente hasta hacerlo notar sutilmente en vuestro olfato. Si es un perfume, colonia o ambientador, no hay que sobrecargar mucho la estancia, porque puede llegar a ser asfixiante.

Para las escorts Barcelona hay fragancias frutales o florales que combinándolas pueden obtener un olor muy atractivo. Una mezcla muy pasional es la resultante de esencias en manzana, albaricoque o mandarina con rosas y lila orquídea.

El olor a comida indica a nuestro olfato que se puede acercar a un lugar determinado porque es algo comestible. Nos podremos en el cuerpo un olor de alguna fruta o alimento que guste muchísimo a la persona que queremos atraer. Esto último funcionará estupendamente para enganchar o enamorar a nuestro/a amante.

Los aromas contienen un efecto mágico muy bien recibido por las personas que los perciben. Es como una bocanada de aire fresco y renovado, que debemos imponer de manera intermitente. Nunca permanente, ya que, puede molestar debido a su constante continuidad.